domingo, 9 de marzo de 2008

Al Apóstol

Cantaré de la dulce redención
aquel fruto que es búsqueda y acción:
el llamado a los hombres a saber
de la luz de un distinto amanecer.

La voz del hombre que habla la verdad
viene desde la agreste soledad;
del tiempo de oración que es su salud,
y de su vida, pródiga virtud.



5/09/88

.

Versos de Alabanza y Gloria al Señor