sábado, 16 de octubre de 2010

Es escribir para la eternidad

Es escribir para la eternidad
el que versa a la gloria de los cielos
y portentos alaba en su palabra.

Poema: Es escribir para la eternidad

2008

jueves, 14 de octubre de 2010

El gorrioncillo

Todo mi corazón crispaba en ira
bajo de aquella tarde exasperada;
ni hombre ni mujer me conmovieron,
y aun vi pasar en ellos a enemigos.
Nunca mis ojos cargaron tanto enojo,
casi me derrumbaba ante mi mal.
Había muerto yo a todo amor.
Vomitaba un dragón dentro mi pecho
que abría más su boca para el fuego.
Mi alma ya no lo quiso contener.
Sajaría él mi cuerpo para abrirse
a los sucios contornos de las calles...
Todo mi corazón crispaba en ira.
Aborrecí las obras de los hombres.
La tarde era de un rojo sacrificio,
casi un vivo tizón a la mirada[...]
II
Sin embargo, en el parque de ese día,
y sin yo merecerlo y explicarlo,
de la nada, yo un trueque hice de mi alma
cuando te encontré a ti,
pajarillo, relámpago del pasto,
que fuiste a darme un golpe al corazón.
Y como Adán te vio en su antigua tarde
yo te vi por primera vez, gorrión.
No solo eso, inocente criaturilla,
diste también ternura a mi entender. 
Me explico: que en un punto de esa tarde,
toda la creación se me agolpó
cuando vi a un gorrioncillo juguetón
buscando su sustento entre la hierba...
Diez pequeñuelos de estos llenarían
apenas un humano corazón,
pero sólo uno para conmover
al más endurecido de los hombres.

En Dios, aun lo pequeño, maravilla.


Poema: El gorrioncillo

3 junio de 2000

Versos de Alabanza y Gloria al Señor