lunes, 2 de marzo de 2009

Sencillez

Vivo ¿no he de esperar más,
creer en toda maravilla,
que cuando inerte en el polvo
de este mundo no sabía?

Corría mi inexistencia.
¿Qué merecimientos tuve
entonces, para ver luz
y una madre y las caricias?

Y así, sin esperar, tuve.
Y hoy, con todas las potencias
de mi alma, ¿no he de esperar
más si he probado la vida?

La lógica del espíritu
me dice: De cierto hay Dios.
¿Cómo no he de creer en él
si ya he probado el amor?

17/09/95

Versos de Alabanza y Gloria al Señor