lunes, 14 de abril de 2008

Tu esperanza

mano de esperanza espiritual


.
.











 


Ellos responderán si hacerlo quieren.
Tú simplemente espera a días buenos;
tus caminos en paz, tus labios llenos
de alabanza a las cosas que no mueren.

Has de notarlo cuando se encendieren
al firmamento, soles como truenos;
míralos con los ojos más serenos,
que ojalá del amor se humedecieren.

Ellos responderán a tu llamado;
y en santidad te expresarán lo oculto,
cosas muy admirables que tú ignoras.

Con bella voz te llamarán su amado;
tú solo aguarda férvido a deshoras;
buscan de ti tu corazón adulto.



19/12/91
.

Versos de Alabanza y Gloria al Señor