jueves, 3 de abril de 2008

Siete fragmentos de poesía

I
Así manara, así mi corazón,
como tú, eterna fuente de aguas buenas,
y fuera en el desierto de los hombres
la poesía la revelación,
y el verso...
en lo que en ellos es apenas
intuición.

16/01/97



II
Vuelo en las alas del grandioso Amor;
su luz rompiendo el aire
hacia la maravilla de los Cielos;
su luz avasallando,
en la ciudad del hombre, corazones.
Que en la luz santa tiene su lenguaje
la noche paridora de la artes.

10/09/2003



III
Un canto magistral, amigo, canta;
que las cosas conozcan tu garganta,
que intuyan en tu voz tu majestad.
¿Quién se puede negar a tu llamado?
Jamás lo hará un espíritu arrobado
que te oiga en el amor y la verdad.

29/09/91



IV
Si el amor mismo, todo el amor puro
pudiera contenerse en la palabra,
sola su poesía bastaría
para ilustrar en bienaventuranza.

29/11/90



V
El Amor quiere acompañar el vuelo
que levantan los pájaros nacidos
(que nunca a tierra tocan); suspendidos
como los santos al rubor del cielo.

7/12/91



VI
Canta su intimidad la transparencia,
y luz es su quejido,
sencilla levedad su movimiento;
un alma ensimismada es quien percibe.

25/12/91



VII
Somos el don del agua y de la luz,
bordes en los atributos del Señor.
Cada cuerpo es un agua pensativa
y el mar un Limbo de almas en sopor.

noviembre/99 

.

Versos de Alabanza y Gloria al Señor