domingo, 24 de agosto de 2008

El viento

Tacto magnífico, aviva
el cántico de los hombres;
álzalo sobre tus alas
en la nave de la noche.

Toda potestad del eco,
toda de la resonancia;
ama la generación
del ruiseñor tu palabra.

Es amor aire que aspiran
los santos del paraíso;
alegría respirable
por los innúmeros siglos.

21/10/2003

.

Versos de Alabanza y Gloria al Señor