viernes, 7 de diciembre de 2007

Soneto de la lucha interior

Y me digo: ¿Qué guardas pensamiento,
sino una lucha contra el Enemigo..?
Que aquí, en mi pecho, nadie va conmigo;
sólo mi fe, mi solo entendimiento.

Es una pugna de temperamento
en que se agita el corazón testigo;
sé bien que es el cristiano amor abrigo,
y espada abrasadora el mandamiento.

Bastantes cosas son que hacen la guerra
en mi interior; y son muchas batallas
perdidas, y las muertes, ¡tantas son!

¡Y cuánto duele el alma cuando yerra..!
Sé que el amor me amparará en mis fallas,
sólo el amor de Cristo en comunión.


19/04/2003

...

Versos de Alabanza y Gloria al Señor