lunes, 11 de marzo de 2013

Bendice, alma mía...

Bendice, alma mía, al Señor;
al pueblo creado por él.
Bendice a los hijos de Dios,
por el amor multiplicados.

Bendice, alma mía, a Israel,
a la nación que en Dios madura.

Bendice aun el polvo sufrido
de sus calles y de sus ruinas.
Bendice a aquel que ha de reinar
con gran paz en Jerusalén.


Poema: Bendice, alma mía

Versos de Alabanza y Gloria al Señor